Diez ventajas de la tecnología Cloud

May 13, 2014

Usar el término “apostar “ cuando se habla de la nube no es lo más adecuado porque implica que hay cierto (o bastante, depende de cómo sea la apuesta) riesgo de perder. Afortunadamente, la tecnología Cloud Computing hace tiempo que disipó todas las dudas que había en torno a ella y la garantía de acertar cuando seleccionamos alguno de los servicios que ofrece es del ciento por ciento.

 

Dicho esto, y si tenemos tan clara la anterior afirmación, seguro que muchos de los que están leyendo este post se preguntaran por qué no todo lo que esté relacionado con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) está en la nube.

 

La respuesta es clara: básicamente porque todavía hay ciertas barreras (sin base científica, son más bien de tipo cultural) que hace que muchas personas piensen que el Cloud aún es una apuesta.

 

Y cuáles son estas barreras, pues tampoco muchas, se concretan en tres: miedo a perder el control de los datos de la empresa, temor a ser más vulnerables ante brechas de seguridad y pavor ante el cambio porque si todo funciona más o menos, para qué buscarse problemas.

 

Estos tres “stoppers” (término muy usado en entornos anglosajones, aunque también cuando hablas con responsables de informática; ya se sabe que el inglés invade todo, empezando por la propia denominación de “Cloud Computing”) no son tales, están más en la mente de los que toman decisiones en materias de Tecnologías de la Información que en el mundo real.

 

Como verán, estoy apostando fuerte, seguro que más de un detractor (que los hay) del Cloud está echándose las manos a la cabeza por lo que acabo de decir, pero es así, estoy plenamente convencido de que ni la seguridad, ni la pérdida de control debería asustarnos en nuestro camino a la nube, si acaso comprendo lo del miedo al cambio, ya que es algo tan psicológico que en este punto es díficil convencer al que tiene este comportamiento.

 

Y como creo que todo son ventajas a la hora de elegir el Cloud Computing como la solución a la mayoría de nuestros problemas tecnológicos, he reunido un decálogo (quizás es algo pretencioso de mi parte, ya se sabe que los decálogos tienen un punto divino) de ventajas del Cloud Computing. Vayamos con él.

 

1. La nube proporciona ubicuidad porque nos permite trabajar en cualquier lugar y en cualquier momento, aumentando así la eficacia de los empleados y su nivel de colaboración.

 

2. La nube aporta flexibilidad porque ofrece la oportunidad de probar esta tecnología sin riesgo, ya que se adapta a las necesidades de la empresa y no al revés.

 

3. La nube permite desplegar una infraestructura de TI a medida, incluyendo balanceadores de carga, servicios de backup remoto, almacenamiento externo o herramientas para clonar o redimensionar nuestra infraestructura de TI sin tener que interrumpir las operaciones de nuestra empresa.

 

4. La nube es escalable porque proporciona soluciones que crecen a medida de las necesidades de cada organización.

 

5. La nube reduce los costes en inversión hardware y en adquisición de licencias de software porque se paga sólo por los recursos utilizados.

 

6. La nube aporta un modelo ideal para soportar tanto picos de demanda como proyectos variables (ya sean crecientes o decrecientes) porque pueden ajustarse servidores y recursos en función de las necesidades de cada momento.

 

7. La nube ofrece paneles de control centralizados para gestionar toda la infraestructura y ajustar transferencias o capacidad, pero también para monitorizar el estado de los servidores y sus recursos, configurar copias de seguridad, crear redes privadas, gestionar usuarios y sus permisos o controlar de forma detallada el consumo en tiempo real, sólo por citar algunos ejemplos.

 

8. La nube cumple con las normativas españolas y comunitarias. Es sencillo encontrar centros de datos en España (qué decir si la nube es privada y está en casa del cliente) para garantizar que todo está regulado y certificado según las normas que rigen nuestro país.

 

9. La nube permite acceder a un catálogo de servicios estandarizados, pero también acelera el lanzamiento de nuevas aplicaciones y facilita la contratación de servicios por periodos breves que evitan la necesidad de inversiones.

 

10. La nube es ecológica. Las organizaciones podrán reducir la llamada huella de carbono al ahorrar recursos y componentes gracias a la virtualización. Además, hay serios ahorros de energía; en los data centers tradicionales la infraestructura consume más energía que la requerida realmente. En cambio, en las nubes no existe este desperdicio.

 

Pero si no nos parecen suficientes razones, me reservo para el final una más: la nube es segura, más que la vida real. Partiendo de la base de que la seguridad total no existe, sí que contamos con medidas para evitar que en caso de algún tipo de vulnerabilidad, las copias de seguridad y los centros de datos replicados nos permitan solucionar el problema en un tiempo más que aceptable.

 

Yo lo tengo claro, confío plenamente en la seguridad ofrecida por un proveedor de servicios como Azure, u otro con la misma reputación y solvencia demostrada, ya que cuentan con los mejores especialistas para garantizar la total seguridad de los datos y los servicios que tengamos en la nube.

 

Fuente: Muy Computer.com

Please reload

Featured Posts

Cómo anclar tus páginas web favoritas a la barra de tareas de Windows 10 Fall Creators Update

November 6, 2017

1/10
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload